Cultura y gastronomía

El poder del panko

Descubre porque nos vuelve adictos

Una de las diferencias principales en la elaboración de la comida japonesa son los diferentes tipos de rebozado.
En Occidente estamos acostumbrados a realizarlos con harina, huevo o pan rallado, pero en muchos países de Oriente y Japón en particular, el pan rallado tradicional tiene un competidor que es el panko, que convierte los empanados en platos crujientes.

¿Cuál es la diferencia principal entre el pan rallado tradicional y el panko? La clara diferencia es que el panko se prepara sin la corteza.

Este hecho le proporciona un clásico color blanco. A la vez se desmiga y se deja secar. Los trozos de panko son mucho más grandes que el clásico pan rallado y el hecho de utilizar leche en la elaboración del pan, hace que el pan sea muy ligero y cuando se fríen los alimentos con panko, la costra sea muy crujiente, fina y ligera

El nombre Panko significa miga de pan, así es fácil de entender de qué se trata: finas migas de pan secadas y convertidas en copos.

Además de clásicos empanados, se pueden usar para preparar platos gratinados y alimentos al horno, creando espectaculares costras crujientes.

Una nueva manera de disfrutar los platos rebozados que encontrarás en nuestra carta de Telemaki.